Ir a contenido

Estrategia de neutralidad de carbono

A partir de 2020, FUCHS es una empresa neutral en cuanto a las emisiones de CO2 a nivel mundial y sus clientes reciben lubricantes de producción neutral en cuanto a las emisiones de CO2 en todo el mundo.

La estrategia de neutralidad de carbono de FUCHS está integrada en su estrategia de sostenibilidad, lanzada en 2010. Con el fin de implementar la neutralidad de carbono ya en 2020, FUCHS compensará sus emisiones de CO2, que aún no se han evitado, mediante pagos de compensación de carbono, invirtiendo en proyectos de calidad para la protección del clima de destinados principalmente a promover las energías renovables.

A medio plazo, FUCHS tiene la intención de reducir gradualmente sus pagos de compensación de carbono y aumentar su participación en los suministros de energía renovable, al tiempo que sigue invirtiendo en la mejora de la eficiencia energética de sus sedes.

A largo plazo, la empresa también pretende vender productos neutrales en carbono a sus clientes, lo que requiere que en el futuro FUCHS reciba de sus proveedores materias primas neutras en carbono.

FAQs

1. ¿Por qué está comprometida FUCHS con la protección climática?

El cambio climático es uno de los mayores desafíos de nuestros tiempos y afecta a toda la especie humana, aunque en Centroeuropa tengamos la buena suerte de percibir sus efectos en una medida muy reducida. En otros lugares del mundo, las consecuencias del calentamiento global, como el incremento de los niveles del mar y la sequía de lagos y ríos son amenazas para la vida de la gente que vive allí. Las naciones ricas industrializadas emiten una cantidad de CO2 comparativamente mayor, especialmente por la producción industrial intensiva. Por eso para FUCHS, nuestro compromiso con la protección del clima global significa asumir responsabilidades con los aspectos económicos, ecológicos y sociales. Por eso, en octubre de 2019, FUCHS se unió a la «Alianza de desarrollo y clima» del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania como promotor oficial. Los miembros de esta alianza, que combinan la protección del clima con el desarrollo sostenible, se esfuerzan en lograr la neutralidad de carbono evitando, reduciendo y compensando las emisiones de CO2.

2. ¿Qué es la neutralidad de carbono?

Las emisiones de carbono perjudiciales para el clima son resultado de numerosos procesos directa o indirectamente relacionados con la quema de combustibles fósiles. Dado que las emisiones de CO2 tienen impacto en el clima a nivel global, es irrelevante en qué lugar del planeta se originan y dónde se evitan. Por eso, la compensación de emisiones proporcional a la cantidad producida (por ejemplo, mediante inversiones en proyectos internacionales de protección climática) garantiza, en última instancia, que la huella de carbono siga siendo neutral. De este modo, con la compensación de emisiones se genera valor añadido para el medioambiente a través de la promoción voluntaria de proyectos de protección climática, los cuales no podrían llevarse a cabo sin dicho aporte adicional. Este apoyo financiero voluntario no solamente ayuda a los países elegidos a mejorar sus circunstancias económicas, ecológicas y sociales, sino que, además, es un motor importante para la transferencia de tecnologías limpias y el desarrollo económico sostenible global.

3. ¿Por qué FUCHS es neutral en carbono a nivel global desde el 1 de enero de 2020?

Aunque la huella de carbono directa en la fabricación de lubricantes es comparativamente inferior (un factor que diferencia a FUCHS del resto de la industria química) siempre ha sido y sigue siendo nuestro objetivo reducirla continua y sistemáticamente. Por ejemplo, las emisiones de CO2 relativas al consumo de energía se han reducido un 30 % en cada tonelada de lubricante FUCHS producido desde 2010. La neutralidad global de CO2 es otro hito en la estrategia de sostenibilidad de FUCHS, que iniciamos hace diez años. La sostenibilidad es uno de los valores corporativos de FUCHS. El éxito en la reducción de emisiones globales depende en gran medida de las acciones voluntarias y sistemáticas del sector empresarial en los países industrializados. Por eso decidimos asumir nuestra responsabilidad y compensar nuestra huella de carbono. De esta manera asumimos la responsabilidad de la protección climática global y hacemos una importante contribución a la contribución de los objetivos del acuerdo de protección del clima de las Naciones Unidas ratificado en París en 2015. Este acuerdo tiene el objetivo de limitar el calentamiento global a dos grados Celsius en comparación con los niveles preindustriales. Queremos proteger activamente nuestro entorno y ayudar a nuestros clientes a hacer su parte. A partir del 1 de enero de 2020, nuestros clientes en todo el mundo recibirán los lubricantes de FUCHS como empresa neutral en CO2, fabricados a través de procesos neutrales en CO2.

4. ¿Cómo llegará FUCHS a ser neutral en carbono a nivel global?

A partir de 2020, FUCHS será totalmente neutral en CO2, esto quiere decir que no tendremos huella de CO2 y no estaremos causando un impacto negativo en las concentraciones de CO2 de la atmósfera. Como compañía industrial, FUCHS seguirá emitiendo CO2. Esto es inevitable en muchos lugares. Pero, a partir de 2020, neutralizaremos todas las emisiones de CO₂ de las 58 ubicaciones de FUCHS en todo el mundo, desde el consumo de energía en la producción hasta los consumibles de administración. Para lograr la neutralidad de carbono ya en 2020, FUCHS compensará las emisiones previamente inevitables con medidas compensatorias. Esto se hará invirtiendo en proyectos de protección climática de alta calidad con el objetivo primario de promover las energías renovables.

5. ¿Cómo ha calculado FUCHS sus emisiones de carbono actuales?

El paso hacia la neutralidad de carbono global de FUCHS a partir del 1 de enero de 2020 se estuvo preparando durante un año con el apoyo de la consultoría en sostenibilidad Fokus Zukunft. Fokus Zukunft revisó el cálculo de las emisiones de CO2 de FUCHS en septiembre de 2019 y confirmó la exactitud del origen de los datos y de la aplicación de las directrices del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero, estándar para la determinación de emisiones de CO2. Fokus Zukunft certificó entonces al Grupo FUCHS como empresa neutral en carbono, lo que quiere decir que FUCHS tiene derecho a declararse como tal a partir del 1 de enero de 2020.

6. ¿Qué quiere decir FUCHS exactamente con «neutral en carbono a «nivel global»?

La neutralidad se refiere a la huella de carbono global generada por FUCHS en todas sus ubicaciones del mundo, por el consumo de calor, combustible y electricidad en los procesos de producción, administración e investigación, por las emisiones relacionadas con energía de los pasos previos de la cadena de producción, viajes de negocios, estancias hoteleras y traslados diarios de los empleados, así como por la generación de desechos y las aguas residuales de la compañía. Esto nos permite calcular de forma exacta las emisiones de CO2 generadas. En base a este cálculo, FUCHS hace inversiones compensatorias en proyectos de protección del clima para equilibrar la cantidad de CO2 correspondiente.

7. ¿Qué criterios cumplen los proyectos de protección climática que apoya FUCHS?

Nuestros proyectos están acreditados, aprobados y monitorizados según estándares certificados de reconocimiento internacional, como el Gold Standard, así como por organizaciones de renombre como las Naciones Unidas (ONU). Los proyectos certificados según el Gold Standard cumplen requisitos especialmente estrictos. No solamente ahorran CO2, sino que, además, contribuyen al desarrollo local sostenible. Organismos independientes como TÜV verifican la validación de los resultados del proyecto respecto al ahorro de carbono logrado.

8. ¿Cómo elige FUCHS los proyectos de protección climática que apoya?

Cuando seleccionamos proyectos nos centramos en aquellos proyectos de voluntariado para la protección climática que apoyan el desarrollo económico, ecológico y social en todo el mundo en países y regiones del «sur global» donde hay sedes de FUCHS y donde los proyectos se orientan principalmente a la promoción de energías renovables. De acuerdo con la lista actual del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania, el «sur global» engloba los países con menos ventajas sociales, políticas o económicas. De esta forma, FUCHS satisface su responsabilidad social global en el sentido de ciudadanía corporativa. Al mismo tiempo, estamos cooperando en la mayoría de las 17 metas de desarrollo sostenible de la ONU, con los que estamos oficialmente comprometidos desde 2018. Al seleccionar los proyectos también nos aseguramos de estar apoyando al menos un proyecto de alta calidad cada año para cada uno de los seis sectores de proyecto (biomasa, hornos, energía solar, conservación forestal, energía hidráulica, energía eólica).

9. ¿Cómo funciona técnicamente la inversión en proyectos de protección climática?

La compensación de CO2 consiste en que los gases de efecto invernadero producidos en una región del planeta y que no pueden ser evitados se compensen con proyectos de protección climática en otra región. Para financiarlos, las empresas compran certificados para una variedad de proyectos diferentes. Cada certificado representa 1 tonelada de CO2 ahorrada por el proyecto. Se han lanzado en todo el mundo numerosos proyectos de protección climática (la mayoría de ellos en el área de energías renovables). A cambio de su participación, los iniciadores del proyecto reciben créditos de emisión, que se pueden cambiar por certificados de protección climática. La cantidad se calcula, por ejemplo, en comparación con las emisiones que habrían resultado de la construcción de una central eléctrica de carbón.

10. ¿Cómo ha adquirido FUCHS estos certificados? ¿Son estos creíbles?

Sí, porque son comprobados y expedidos por instituciones independientes: un requisito mínimo para FUCHS. Estas instituciones (incluidas varias empresas TÜV) expiden los certificados según los estándares aplicables internacionalmente. Un aspecto clave de la conversión de emisiones es la retirada de certificados una vez han sido obtenidos. La retirada debe estar claramente documentada. Cada compensación de CO2 termina con la retirada documentada de los certificados. Así se garantiza que no se intercambien los mismos certificados no más de una vez, lo que provocaría que se invalidase el principio de equilibrio. FUCHS adquirió sus certificados de proyecto de protección climática a través de Fokus Zukunft y de la organización First Climate.

11. ¿Qué precio tienen estos certificados?

La compensación voluntaria de CO2 funciona de acuerdo con el principio de que los emisores de gases de invernadero invierten y apoyan proyectos voluntarios de protección climática a través de la compra de certificados de reducción de las emisiones. Los precios dependen del proyecto concreto, es decir, que si se compra un certificado de reducción de emisiones, un tercero recibe el encargo de ahorrar una tonelada de CO2 a la atmósfera en otra región del planeta en nombre de la empresa. El precio del mercado del CO2 también está determinado por la oferta y la demanda. Los proyectos que van más allá de la protección climática y ofrecen beneficios adicionales para las personas y el entorno en la región donde se realizan, a menudo logran precios más altos en el mercado.

12. ¿Cómo responde FUCHS a las acusaciones de «greenwashing», un término utilizado con frecuencia por los críticos hacia la compensación de carbono?

De este modo, con la compensación de emisiones se genera valor añadido para el medioambiente a través de la promoción voluntaria de proyectos de protección climática, los cuales no podrían llevarse a cabo sin dicho aporte adicional. Solamente los proyectos de protección climática que demuestran su valor añadido en el marco de certificación obtienen reconocimiento y pueden acceder al mercado. El intercambio de certificados de reducción de la huella de carbono también sigue un principio llamado «financiación basada en resultados». Esto quiere decir que los desarrolladores de proyectos de protección climática solamente pueden emitir certificados de reducción de emisiones si su proyecto ya ha sido implementado y se demuestra que favorece la reducción de emisiones de CO2. Así que cualquiera que adquiera certificados de reducción de CO2 para compensar sus propias emisiones puede estar seguro de que esta compra será correspondida por un beneficio real en la protección del clima. Este mecanismo, que está incluido en el Protocolo de Kyoto, se ha establecido sólidamente a lo largo de los últimos 20 años y ha demostrado ser un componente central de la protección climática voluntaria y no gubernamental. La ONU, numerosas organizaciones no gubernamentales y cientos de grandes compañías, incluidas algunas de la industria petrolera, respaldan este proyecto. FUCHS invierte exclusivamente en proyectos que cumplen con los criterios mencionados anteriormente y puede elegir el proyecto y sus socios con el apoyo de Fokus Zukunft y respectivamente First Climate. Pero también está claro que esta forma de compensación de carbono solamente es un apoyo y no un reemplazo para los esfuerzos con el fin de reducir globalmente las emisiones de CO2 que podemos evitar.

13. ¿Qué planea hacer FUCHS en el futuro para reducir las emisiones de carbono?

FUCHS continúa siguiendo los principios de evitar-reducir-compensar. Alrededor del 80 % de las emisiones de CO2 de FUCHS son fruto del consumo de calor y electricidad, por lo que la eficiencia energética es un factor importante en la eliminación y el ahorro de carbono. A medio plazo, FUCHS tiene la intención de reducir gradualmente sus pagos de compensación de carbono y aumentar su participación en los suministros de energía renovable, al tiempo que sigue invirtiendo en la mejora de la eficiencia energética de sus sedes.

14. ¿Llegará FUCHS a estar en la posición de vender productos lubricantes neutrales en carbono?

A largo plazo, la compañía tiene el objetivo de vender a sus clientes productos neutrales en CO2. Sin embargo, esto también requiere que FUCHS reciba en el futuro materias primas neutras en CO2 de sus proveedores; al fin y al cabo, son cerca del 90 % de la huella de carbono de los lubricantes de FUCHS. Pero como el mayor fabricante independiente de lubricantes, ocupamos una posición central en el mercado de los lubricantes y, por eso, estamos bien posicionados para ejercer nuestra influencia sobre el resto de la cadena de valor. Esperamos que nuestros proveedores utilicen productos más sostenibles e innovadores en el futuro para que nos puedan ofrecer para la producción de lubricantes materias primas neutrales o en CO2 o con escaso carbono. Solo de esta manera podrá FUCHS, como compañía de lubricantes neutral en carbono, ofrecer a sus clientes lubricantes de producción neutral en carbono.

15. ¿Los lubricantes de FUCHS son una aportación medible en la reducción del CO2 en la fase de aplicación del cliente?

Por supuesto. A través de numerosas medidas internas y externas, FUCHS no solamente favorece su propia neutralidad de CO2 y, con ello, la protección del clima en general; sino que también ha estado desarrollando, produciendo y vendiendo numerosos lubricantes para la reducción de emisiones y respetuosos con el medioambiente desde hace casi 90 años. Así que, durante la fase de aplicación, estos productos aportan más aún al ahorro de energía y emisiones de CO2 que las alternativas convencionales gracias a la fricción reducida y a su capacidad de proteger frente al desgaste y la corrosión. FUCHS ha comenzado a cuantificar estos efectos de ahorro de CO2 superior realizando análisis y evaluaciones del rendimiento en el ciclo de vida de manera que, en el futuro, se pueda categorizar el catálogo de lubricantes en base a la huella de carbono de los distintos grupos de productos. Creemos que la categorización del CO2 del catálogo de productos se convertirá en un componente clave en las especificaciones de la producción publicada por los fabricantes de lubricante y, además del rendimiento y el precio, será una característica diferencial clave, que se convertirá en una ventaja competitiva para FUCHS. Un objetivo de nuestras actividades comerciales es desarrollar soluciones dirigidas a la reducción de la huella de carbono, no solamente de nuestras materias primas y nuestros procesos de producción de lubricantes, sino también de nuestros clientes.

Teléfono de contacto
+34 93 547 58 59
Horario de atención:

24 horas - 365 dias