Ir a contenido

Estrategia de neutralidad de CO2

A partir de 2020, FUCHS será una empresa neutral en CO2 a nivel mundial y sus clientes recibirán lubricantes de la producción de CO2 neutral en todo el mundo.

La estrategia de neutralidad de CO2 de FUCHS está integrada en su estrategia de sostenibilidad, que se puso en marcha en 2010. Con el fin de implementar la neutralidad del CO2 ya en 2020, FUCHS compensará sus emisiones de CO2, que aún no se han evitado hasta ahora, mediante pagos de compensación de carbono invirtiendo en proyectos de protección climática de alta calidad destinados principalmente a promover las energías renovables.

A mediano plazo, FUCHS tiene la intención de reducir gradualmente sus pagos de compensación de carbono y aumentar su participación en los suministros de energía renovable, al tiempo que continúa invirtiendo en mejorar la eficiencia energética de sus ubicaciones.

A largo plazo, la compañía también tiene como objetivo vender productos neutros de CO2 a sus clientes, lo que requiere que FUCHS en el futuro será suministrado con materias primas de CO2 neutro por sus proveedores.

Estrategia ecológica y de neutralidad de carbono

Apoyamos a nuestros proveedores y compramos de forma sostenible

Nuestra producción: Responsable y neutra en CO2

Lo que aportan nuestros clientes: Menos fricción y menor consumo de energía

Comprando de manera sostenible
Producción responsable
Aplicar de manera eficiente

Compartimos los resultados de nuestras investigaciones y apoyamos a nuestros proveedores en el desarrollo y uso de materias primas sostenibles y neutras en carbono.

Leer más

En nuestras operaciones de producción, nos enfocamos en la conservación de recursos y el ahorro de energía.

Compensamos las inevitables emisiones de CO2 con proyectos de protección climática seleccionados y certificados.

Leer más

El uso de nuestros productos contribuye a la protección del medio ambiente. 

Los análisis de desempeño medioambiental de nuestros productos muestran claramente que gracias a varios factores, entre ellos la reducción de la fricción, el ahorro en las emisiones de CO2 es significativamente mayor que con los productos convencionales.

Leer más

Un verdadero hito en la historia del Grupo FUCHS: desde 2020, es completamente neutro en cuanto a emisiones de carbono en más de sus 60 filiales en todo el mundo, desde el consumo de energía  en la producción hasta los consumibles utilizados en las operaciones de administración. Sin embargo,  no nos centramos solo en el impacto ecológico de nuestras propias fábricas, sino que miramos más allá de nosotros mismos, a todo el proceso y la cadena de valor de nuestros productos. Por eso participamos en proyectos de investigación sobre el uso de materias primas sostenibles,  junto con nuestros proveedores, desarrollamos estándares y medidas para cuantificar y certificar la sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor. Pero, sobre todo, nuestros productos reducen la fricción y aumentan la eficiencia energética para nuestros clientes, lo que tiene un impacto tanto financiero como ecológico. 

Comprando de manera sostenible

Sabemos que llevar a  cabo operaciones sin producir emisiones de carbono dentro de nuestra propia empresa no es suficiente. Por lo tanto, nuestro objetivo a largo plazo es vender productos neutros en carbono y, para ello, involucramos a nuestros proveedores al comprar las materias primas. Después de todo, estas son responsables del 90% de la huella de carbono de un producto lubricante terminado. En el marco de numerosos proyectos de investigación, ya apoyamos a algunos de nuestros proveedores en la búsqueda de opciones adecuadas. Con nuestra asociación industrial europea UEIL los hemos traído a todos a la mesa: proveedores, empresas de competencia y clientes. El objetivo de la asociación es lograr indicadores clave de rendimiento y criterios de sostenibilidad medibles. 

Enfoque las materias primas biogénicas

El uso de materias primas biogénicas de Euripa como alternativas renovables y respetables con el medio ambiente a las materias primas fósiles está en el centro de muchas de las iniciativas de investigación en las que participa FUCHS. Su principal ventaja es que no aumentan el balance de carbono y su uso suele significar una nueva fuente de ingresos para la agricultura nacional. 

Iniciativas de investigación

Participante activo para la sostenibilidad

La estrategia de neutralidad del carbono de FUCHS está integrada en nuestra estrategia de sostenibilidad, que comenzó en 2010 cuando firmamos el "Código de Conducta Responsable para los Negocios". En 2018 nos unimos a la "Alianza para el Desarrollo y el Clima" liderada por el Ministerio Federal de Cooperación y Desarrollo Económico. Al mismo tiempo, iniciamos la fundación de un grupo de trabajo de sostenibilidad bajo el paraguas de la Unión de la Industria Europea de Lubricantes (UEIL). Juntos, desarrollamos estándares armonizados de sostenibilidad, KPI y puntos de referencia para permitir comparaciones basadas en la sostenibilidad.

 

Produciendo de manera sostenible

Naturalmente, lo primero que analizamos en términos de sostenibilidad en todos nuestros sitios en todo el mundo es nuestra propia producción, ya que aquí es donde podemos hacer cambios directos. De esta manera, hemos logrado reducir las emisiones de CO2 por tonelada producida de lubricante en un 30 por ciento desde 2010. Y mediante la optimización continua de procedimientos y procesos, reduciremos aún más el consumo de energía y agua y aumentaremos aún más la cuota de energías renovables, que actualmente se sitúa en el 27 por ciento. De este modo, podremos revertir gradualmente las medidas de compensación del carbono mediante el apoyo de proyectos de protección del clima a mediano plazo.

Mejores prácticas en Gran Bretaña

La filial británica de FUCHS está dando un buen ejemplo. Alrededor de 2 mil colectores solares en el techo de la nueva oficina en la sede de la compañía en Hanley, Stoke-on-Trent, producen alrededor del 14 por ciento de la energía necesaria para todo el sitio. El 95 por ciento de la iluminación es suministrada por luces LED – y en el nuevo almacén totalmente automatizado con 4 mil espacios de palet que actualmente está en construcción, hay planes para un sistema de recolección de agua de lluvia.

El sitio de producción calienta el laboratorio de ensayos

Un ejemplo perfecto de responsabilidad ecológica en el sitio de Mannheim: el condensado de alta temperatura del sitio de producción vecino se utiliza para el edificio del laboratorio de pruebas de nueva construcción y para mantener un almacén adyacente libre de heladas. El condensado de alta temperatura suministra tanto los sistemas de ventilación como los calentadores y techos del edificio del laboratorio de pruebas a través de intercambiadores de calor. El resultado ecológico: se ahorran 18 toneladas de dióxido de carbono cada año.

Apoyo a proyectos de protección del clima

Actualmente no todas las emisiones pueden evitarse por completo, compensamos estas emisiones restantes a través de nuestra participación en proyectos seleccionados de protección del clima en regiones donde tenemos nuestros propios sitios. Nuestro enfoque aquí es la expansión de las energías renovables. Los proyectos deben poseer una certificación reconocida internacionalmente, como el Estándar De Oro. Sus criterios son desarrollados por organizaciones como la WWF.

Cocinas para Perú y Uganda

A diferencia de las zonas rurales del Perú y Uganda, rara vez usamos fuegos abiertos al preparar alimentos. Hay muchos efectos negativos asociados con la cocción en fuegos abiertos. Los vapores tóxicos dificultan la respiración de los espacios de vida, mientras que la necesidad de grandes cantidades de leña conduce a la tala de bosques y también a los altos costos para los hogares. La iniciativa "Qori Q'oncha" está marcando una verdadera diferencia en Perú. Casi 80.000 estufas innovadoras han sido distribuidas por iniciativa en el país sudamericano desde 2008. Esto permite una reducción de 75.526 toneladas de CO2 al año. El proyecto similar "Cocinas eficientes en Uganda" ya ha dotado a más de 500 mil hogares con estufas eficientes desde 2006, contribuyendo a una reducción de las emisiones de alrededor de 450.000 toneladas de CO2 en el país africano. 

Reforestación en México

La tierra en los estados mexicanos de Tabasco, Chiapas y Campeche se utiliza principalmente para la ganadería y la agricultura. El proyecto "Reforestación con teca – CO2e TEAKIMEX" ha estado enviando un fuerte mensaje de protección climática desde 2013 mediante la plantación de árboles de teca. Se están replantando aproximadamente 4 mil hectáreas para mejorar la biodiversidad en estas regiones. Esta superficie forestal almacenará aproximadamente 37 mil toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero en un período de 36 años. El enfoque también se centra en la creación de lugares de trabajo sostenibles.

Calor derivado del biogás en China

Los granjeros del condado de Hezhang, en la provincia montañosa de Guizhou, en el suroeste de China, tienen un promedio de 4.5 cerdos cada uno. El "Proyecto de Digestores de Metano Rural de Hezhang" se centra en los animales mantenidos por estas minorías, ya que apoya a los granjeros en la construcción de digestores de metano con una capacidad de 8 metros cúbicos. Estos se pueden utilizar para generar biogás a partir del estiércol de los cerdos y también otros residuos. Cada año se ahorran aproximadamente 50,099 toneladas de emisiones en un enfoque dual. En primer lugar, ahora no se requieren combustibles fósiles para calentar y cocinar gracias a la generación de calor. En segundo lugar, las emisiones de CH4 se reducen gracias a la recuperación de energía de los residuos.

Central hidroeléctrica de río en la India

El distrito de Chamoli en el norte de la India se caracteriza por una infraestructura débil e inviernos fríos. No hay un suministro eléctrico permanente, aunque ahora está listo para cambiar con la construcción de una central hidroeléctrica de corriente que suministrará alrededor de 40 GWh de energía limpia a la red eléctrica regional. El proyecto Hydro Electric también ahorrará alrededor de 37.278 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero, ya que la población ya no necesitará calefacción clásica a base de madera una vez que el suministro de electricidad ecológico esté en funcionamiento. Esto también ayudará a contrarrestar la degradación de los bosques, la erosión del suelo y la reducción de la fertilidad del suelo.

Plantas solares para Namibia

Namibia depende de su país vecino, Sudáfrica, para alrededor del 60 por ciento de sus necesidades de electricidad, para las que importa predominantemente combustibles de las minas de carbón que ahi se encuentran. En la propia Namibia, la electricidad es generada principalmente por centrales hidroeléctricas, aunque están sujetas a muchas interrupciones operativas y tiempos de inactividad. La fiabilidad del suministro ahora se puede mejorar de forma sostenible gracias a la construcción y operación de dos nuevas plantas de energía solar cerca de la ciudad de Gobabis, en el este de Namibia. Estas nuevas plantas suministraran 28 GWh de energía solar limpia al año, y también reducirán las emisiones de CO2 en el suroeste de Africa en 27 mil toneladas al año.

Uso de manera sostenible

Un estudio conjunto entre FUCHS y la firma química BASF ha demostrado claramente que es la fase de uso la clave para la ecoeficiencia a lo largo de todo el ciclo de vida de nuestros productos. Aquí, los lubricantes de FUCHS ayudan a restringir el consumo de energía y, por lo tanto, mejoran la huella de carbono de nuestros clientes, al reducir la fricción, el desgaste y la corrosión. En numerosos proyectos de investigación, estamos trabajando en mejorar aún más la eficiencia energética y de los recursos de las unidades con la ayuda de nuestros lubricantes.

Socios de la sostenibilidad

FUCHS y BASF iniciaron un intenso diálogo sobre el tema de la sostenibilidad en 2015. El último resultado que se obtiene de esta estrecha cooperación: un análisis de ecoeficiencia a lo largo de todo el ciclo de vida de tres diferentes aceites hidráulicos FUCHS. La conclusión: La fase de aplicación es clave para el rendimiento ambiental de los aceites hidráulicos probados.

Investigación para los clientes

Fluidos acuosos que conducen a una fricción significativamente menor en diversas aplicaciones. Lubricantes que soportan las áreas particularmente trabajadoras del tren de válvulas en los motores de gas. El desarrollo de un aceite de motor electrónico para vehículos eléctricos que no sólo lubrica la transmisión, sino que también enfría la máquina electrónica y la electrónica de potencia. FUCHS aporta su experiencia a una amplia gama de iniciativas de investigación con un objetivo en particular: hacer que la producción de sus clientes sea más eficiente y sostenible. 

Iniciativas de investigación

¿Por qué FUCHS está comprometido con la protección del clima global?

El cambio climático es uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo y afecta a toda la raza humana, a pesar de que en Europa Central tengan la suerte de sentir los efectos sólo en una medida comparativamente pequeña. En otras regiones del mundo, como América, las consecuencias del calentamiento global, como el aumento del nivel del mar y el secado de lagos y ríos, son amenazas existenciales para las personas que viven allí. Las naciones ricas e industrializadas emiten una cantidad comparativamente grande de CO2, especialmente a través de una producción industrial intensiva. Por lo tanto, para FUCHS, nuestro compromiso con la protección del clima global significa asumir la responsabilidad global con respecto a los aspectos económicos, ecológicos y sociales. En octubre de 2019, por lo tanto, FUCHS se unió a la "Alianza para el Desarrollo y el Clima" del Ministerio Federal Alemán de Cooperación y Desarrollo Económicos (BMZ) como patrocinador oficial. Los miembros de esta alianza, que combina la protección del clima y el desarrollo sostenible, luchan por la neutralidad del CO2 evitando, reduciendo y compensando las emisiones de carbono al mismo tiempo.

2. ¿Qué es neutralidad CO2?

Las emisiones de CO2 perjudiciales para el clima son el resultado de numerosos procesos relacionados directa o indirectamente con la quema de combustibles fósiles. Dado que las emisiones de CO2 impactan en el clima a nivel mundial, en última instancia es irrelevante dónde se originan en el planeta y dónde se guardan. Por lo tanto, la compensación de las emisiones proporcional a la cantidad producida, por ejemplo, a través de inversiones en proyectos internacionales de protección del clima, garantiza en última instancia que la huella de carbono siga siendo neutra. Por lo tanto, con la compensación de carbono, el valor añadido para el medio ambiente se genera mediante la promoción voluntaria de proyectos de protección del clima, lo que no sería posible sin esos ingresos adicionales. Este apoyo financiero voluntario no sólo ayuda a los países seleccionados a mejorar sus circunstancias económicas, sociales y ecológicas, sino que también es un importante motor para la transferencia de tecnologías limpias y el desarrollo económico mundial sostenible.

3. ¿Por qué FUCHS es neutral en CO2de manera global desde el 1 de enero de 2020?

Aunque la huella directa de CO2 en la fabricación de lubricantes es comparativamente baja, un factor que diferencia a FUCHS del resto de la industria química fue y sigue siendo nuestro objetivo reducirlo de forma continua y sistemática. Por ejemplo, las emisiones de CO2 específicas para el consumo de energía por tonelada de lubricante FUCHS producido ya se han reducido en un total de alrededor del 30% desde 2010. La neutralidad global del CO2 es otro hito en nuestra estrategia de sostenibilidad de FUCHS, que lanzamos hace diez años. La sostenibilidad es uno de los principales valores corporativos de FUCHS. El éxito de las reducciones mundiales de emisiones depende en gran medida de las acciones voluntarias y sistemáticas del sector empresarial en los países industrializados. Es por eso que decidimos asumir nuestra parte de responsabilidad y compensar nuestra huella de CO2. De este modo, asumimos la responsabilidad de la protección del clima mundial y hacemos una contribución importante al logro de los objetivos del acuerdo de protección del clima de las Naciones Unidas ratificado en París en 2015. Este acuerdo tiene como objetivo limitar el calentamiento global por debajo de los dos grados centígrados en comparación con los niveles preindustriales. Queremos proteger activamente nuestro medio ambiente y ayudar a nuestros clientes a hacer su parte, también. A partir del 1 de enero de 2020, nuestros clientes de todo el mundo recibirán lubricantes de FUCHS como una empresa de lubricantes neutros en CO2, producidos en procesos neutros en CO2.

4. ¿Cómo FUCHS se convertirá globalmente neutral en CO2?

A partir de 2020, FUCHS será completamente neutro en CO2 a nivel mundial. Esto significa que ya no dejará una huella de CO2 y, por lo tanto, ya no tendrá un impacto negativo en las concentraciones de carbono en la atmósfera. Como empresa industrial, FUCHS seguirá emitiendo CO2. Esto es inevitable en muchos lugares. Pero a partir de 2020, neutralizaremos todas nuestras emisiones de CO2 de nuestras 58 ubicaciones de FUCHS en todo el mundo, desde el consumo de energía en la producción hasta los consumibles en la administración. Para lograr la neutralidad del CO2 ya en 2020, FUCHS compensará sus emisiones de carbono previas e inevitables con medidas de compensación. Esto se hará invirtiendo en proyectos de protección climática de alta calidad destinados principalmente a promover las energías renovables.

5. ¿Como calcula FUCHS sus emisiones de CO2 actuales?

El paso hacia la neutralidad mundial de CO2 de FUCHS a partir del 1 de enero de 2020 se preparó durante un año y acompañado por la consultora de sostenibilidad Fokus Zukunft. Fokus Zukunft revisó el cálculo de las emisiones de CO2 de FUCHS en septiembre de 2019 y confirmó la exactitud de la base de datos y la aplicación de las directrices del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero como norma de cálculo para determinar las emisiones de CO2. Fokus Zukunft certificó entonces al Grupo FUCHS como una empresa neutral en CO2, lo que significa que FUCHS tendrá derecho a declararse neutral en CO2 a partir del 1 de enero de 2020.

6. ¿A qué se refiere FUCHS realmente con “globalmente neutral en CO2”?

Neutralidad se refiere a la huella global de CO2 generada por FUCHS en todas sus ubicaciones en todo el mundo a través del consumo de calor, combustible y electricidad en los procesos de producción, administración e investigación, a través de emisiones relacionadas con la energía de los pasos previos de la cadena de producción, viajes de negocios, estancias de hotel y viajes de los empleados, así como a través de la generación de residuos y aguas residuales en la empresa. Esto nos permite calcular con precisión las emisiones de CO2 generadas. Sobre la base de este cálculo, FUCHS realiza inversiones compensatorias en proyectos de protección del clima para compensar la cantidad correspondiente de CO2.

7. ¿Qué criterios de calidad cumplen los proyectos de protección climática apoyados por FUCHS?

Nuestros proyectos están acreditados, aprobados y monitoreados de acuerdo con estándares de certificación reconocidos internacionalmente, como el Estándar de Oro, así como por organizaciones de renombre como las Naciones Unidas (ONU). Los proyectos certificados de acuerdo con el Estándar De Oro cumplen con requisitos especialmente estrictos. No sólo ahorran CO2, sino que también contribuyen al desarrollo sostenible local. La validación de los resultados del proyecto con respecto a los ahorros de CO2 logrados es verificada por organismos de prueba independientes como TÜV.

8. ¿Cómo elige FUCHS los proyectos de protección climática que apoya?

Al seleccionar proyectos, nos centramos en proyectos voluntarios de protección climática de alta calidad que apoyan el desarrollo económico, ecológico y social en todo el mundo en países y regiones del "Sur Global" con ubicaciones de FUCHS y donde estos proyectos están dirigidos principalmente a promover las energías renovables. Según la lista actual del Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), el "Sur Global" se refiere a los países social, política y/o económicamente desfavorecidos. De esta manera, FUCHS cumple con su responsabilidad social global en el sentido de ciudadanía corporativa. Al mismo tiempo, también apoyamos la mayoría de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, a los que nos hemos comprometido oficialmente desde 2018. Al seleccionar proyectos, también nos aseguramos de apoyar al menos un proyecto de alta calidad cada año dentro de cada uno de los seis sectores del proyecto (biomasa, hornos, energía solar, conservación forestal, energía hidroeléctrica, energía eólica).

9. ¿Cómo funciona técnicamente la inversión en proyectos de protección del clima?

La compensación de CO2 significa que los gases de efecto invernadero que se producen en una región de la tierra y que no se pueden evitar son compensados por proyectos de protección climática en otra región. Para financiarlos, las empresas compran certificados para una serie de diferentes proyectos. Cada certificado representa una tonelada de CO2 guardado por el proyecto. Numerosos proyectos de protección del clima, la mayoría de ellos en el ámbito de las energías renovables, se han puesto en marcha en todo el mundo. A cambio de su participación, los iniciadores del proyecto reciben créditos de emisión, que pueden ser comercializados en forma de certificados de protección climática. El importe se calcula, por ejemplo, sobre la base de una comparación con las emisiones que habrían resultado de la construcción de una central eléctrica de carbón.

10. ¿Dónde compró FUCHS estos certificados y son creíbles?

Sí, porque son probados y certificados por instituciones independientes – un requisito mínimo para FUCHS. Estas instituciones, incluidas varias empresas de TÜV, expiden los certificados de acuerdo con las normas de aplicación internacional. Un aspecto clave del comercio de emisiones es la retirada de certificados después de haber sido adquiridos. El retiro debe estar claramente documentado. Cada compensación de CO2 termina con la retirada documentada de los certificados. Esto garantiza que los mismos certificados no se negocien más de una vez, lo que, a su vez, invalidaría el principio de equilibrio. FUCHS adquirió sus certificados de proyecto de protección climática a través de “Fokus Zukunft” y la organización “First Climate”.

11. ¿Qué precios tienen estos certificados?

La compensación voluntaria de CO2 funciona de acuerdo con el principio de que los emisores de gases de efecto invernadero invierten y apoyan proyectos voluntarios de protección del clima mediante la compra de certificados de reducción de emisiones. Los precios dependen del proyecto individual; en otras palabras, cuando se compra un certificado de reducción de emisiones, se encarga a un tercero que guarde una tonelada de CO2 en la atmósfera en otra región de la tierra en nombre de la empresa. Los precios en el mercado de CO2 también están determinados por la oferta y la demanda. Los proyectos que, más allá de la simple protección climática, ofrecen beneficios adicionales para las personas y el medio ambiente en la región donde se emprende el proyecto con frecuencia logran precios más altos en el mercado.

12. ¿Cómo responde FUCHS a las acusaciones de "greenwashing", término frecuentemente utilizado por los críticos en relación con la compensación de CO2?

Con la compensación de CO2, el valor añadido para el medio ambiente se genera a través de la promoción voluntaria de proyectos de protección del clima, lo que no sería posible sin los ingresos adicionales. Sólo se reconocen los proyectos de protección climática que puedan demostrar su valor añadido en el marco de la certificación y así acceder al mercado. El comercio de certificados de reducción de CO2 sigue un principio conocido como "financiación basada en resultados. Esto se refiere a la idea de que los desarrolladores de proyectos de protección del clima sólo pueden emitir certificados de reducción de emisiones si su proyecto ya ha sido implementado y demostrablemente ayuda a reducir las emisiones de CO2. Este mecanismo, que está integrado en el Protocolo de Kioto, se ha establecido firmemente en los últimos 20 años y se ha demostrado como un componente central de la protección voluntaria y no gubernamental contra el clima. El proceso cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas, numerosas organizaciones no gubernamentales y cientos de grandes empresas, incluidas las de la industria petrolera. FUCHS invierte exclusivamente en proyectos que cumplen con los criterios anteriores y pudo elegir su socio de proyecto y proyecto climático con el apoyo de “Fokus Zukunft” respectivamente “First Climate”. Pero también está claro que esta forma de compensación de CO2 simplemente apoyará y no reemplazará nuestros esfuerzos en curso para reducir globalmente nuestras emisiones de CO2 (evitables).

13. ¿Qué planea hacer FUCHS para reducir las emisiones de CO2?

FUCHS cotinúa siguiendo el principio de evitar-reducir-compensar. Alrededor del 80% de las emisiones de CO2 de FUCHS son causadas por el consumo de calor y electricidad, por lo que la eficiencia energética es una palanca importante para evitar o reducir el CO2. A mediano plazo, FUCHS tiene la intención de reducir gradualmente sus pagos de compensación de CO2 y aumentar su participación en los suministros de energía renovable, al tiempo que continúa invirtiendo en mejorar la eficiencia energética de sus ubicaciones.

14. ¿En algun momento FUCHS estará en posición de vender productos lubricantes neutrales CO2?

A largo plazo, la compañía tiene como objetivo vender productos neutros en CO2 a sus clientes. Sin embargo, esto también requiere que FUCHS reciba en el futuro materias primas neutrales para CO2 de sus proveedores, después de todo, estos representan alrededor del 90% de la huella de carbono de los lubricantes de FUCHS. Sin embargo, como el mayor fabricante independiente del mundo, ocupamos una posición central en el mercado de lubricantes, por lo que estamos bien posicionados para ejercer nuestra influencia en la cadena de valor ascendente. Esperamos que nuestros proveedores en el futuro utilicen productos preliminares más sostenibles e innovadores para que puedan suministrarnos materias primas de carbono inferior o neutro en CO2 para la producción de lubricantes. Sólo de esta manera FUCHS, como empresa de lubricantes neutros en CO2, puede ofrecer a sus clientes lubricantes neutros en CO2 a partir de una producción neutra también.

¿Los lubricantes de FUCHS son también una aportación medible en la reducción de CO2 en la fase de aplicación del cliente?

Absolutamente. A través de una serie de medidas internas y externas, FUCHS no sólo promueve su propia neutralidad de CO2 y, a su vez, la protección del clima en su conjunto, sino que también ha estado desarrollando, produciendo y comercializando numerosos lubricantes reductores de emisiones y respetuosos con el medio ambiente durante casi 90 años. Así, durante la fase de aplicación, estos productos hacen una mayor contribución al ahorro de emisiones de energía y CO2 que las alternativas convencionales gracias a la reducción de la fricción y su capacidad para proteger contra el desgaste y la corrosión. FUCHS ha comenzado a cuantificar estos mayores efectos de ahorro de CO2 mediante la realización de análisis y evaluaciones del ciclo de vida para que, en el futuro, pueda clasificar su cartera de lubricantes por la huella de CO2 de grupos de productos individuales. Creemos que la categorización de CO2 de la cartera de productos se convertirá en un componente clave en las especificaciones de producción publicadas por los fabricantes de lubricantes y, además de rendimiento y precio, una característica diferenciadora clave y, a su vez, una ventaja competitiva para FUCHS. Uno de nuestros objetivos es desarrollar soluciones orientadas a reducir la huella de CO2 no sólo de nuestros procesos de producción de materias primas y lubricantes, sino también de nuestros clientes.

Contacto
(442) 238-91-00
Horario de atención:

Lunes a Viernes de 8:30 a 17:30

Acceso C No. 101. Zona Industrial Jurica; Querétaro, Qro.